domingo, 20 de agosto de 2017

Cardenal Parolin invita a revivir la relación con Dios y a no ser unos “desmemoriados”


VATICANO, 20 Ago. 17 (ACI).- En un mensaje enviado en nombre del Papa Francisco a los participantes en el “Encuentro por la amistad entre los pueblos”, que comienza este domingo 20 de agosto en la localidad italiana de Rimini, el Secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Pietro Parolin, invitó a los cristianos a no ser unos ‘desmemoriados’ y a revivir la relación con Dios.

El Cardenal afirmó que la edición de este año del Encuentro “es una invitación a recuperar nuestros orígenes desde el interior de una historia personal. Durante mucho tiempo existía el convencimiento de que la herencia de nuestros padres debía conservarse como un tesoro para mantener encendida la llama interior. No ha sido así: aquel fuego que ardía en el pecho de aquellos que nos han precedido se ha ido desvaneciendo gradualmente”.

El Secretario de Estado señaló la falta de memoria como uno de los principales límites de la sociedad actual: “tenemos poca memoria”. Lamentó que en la sociedad no se duda en descartar, “como si fuera un fardo inútil y pesado, todo aquello que nos ha precedido”.

No obstante, advirtió de que “eso tiene una serie de consecuencias graves. Pensemos en la educación: ¿Cómo podemos esperar que crezcan las nuevas generaciones sin memoria? ¿Y cómo podemos pensar en edificar el futuro sin tomar posiciones con respecto a la historia que ha generado nuestro presente?”.

“Como cristianos, no cultivamos un apego nostálgico a un pasado que ya no existe. Más bien miramos adelante con confianza”, subrayó.

En este contexto, “vivimos en un tiempo favorable para una Iglesia en salida, pero debe ser una Iglesia rica en memoria, empujada por el viento del Espíritu para ir al encuentro del hombre que busca una razón para vivir”.

Asimismo, también advirtió contra “una enfermedad que puede golpear a los bautizados y que el Santo Padre llama ‘Alzheimer espiritual’. Consiste en olvidar la historia de nuestra relación personal con Dios, aquel primer Amor que nos conquistó hasta hacernos suyos. Si nos volvemos unos ‘desmemoriados’ de nuestro encuentro con el Señor, no estaremos seguros de nada y nos dominará el miedo que bloquea todos nuestros movimientos”.

“¿Cómo podemos evitar ese ‘Alzheimer espiritual’?”, se preguntó. “Hay solo un camino: actualizar los inicios, aquel ‘primer Amor’ que no es sólo un discurso o un pensamiento, sino que es una Persona. La memoria grata de este inicio garantiza el impulso necesario para afrontar los nuevos desafíos que siempre exigen respuestas nuevas, permaneciendo en todo momento abiertos a las sorpresas del Espíritu que llegan donde quiere”.

Por último, se preguntó “cómo nos llega la gran tradición de la fe” y “de qué manera el amor de Jesús nos alcanza hoy”. “Por medio de la vida de la Iglesia, a través de una multitud de testimonios que, desde hace dos mil años, renueva el anuncio de la llegada del Dios-con-nosotros, y nos permite revivir la experiencia del comienzo, tal y como fue para aquellos que lo conocieron en primer lugar”, resaltó.

También te puede interesar:

Papa Francisco da este ejemplo de fe inquebrantable para los momentos difíciles https://t.co/EicMJOPU9Q

— ACI Prensa (@aciprensa) 20 de agosto de 2017

Fuente: Noticias de ACI Prensa - Vaticano
http://www.aciprensa.com/noticias/cardenal-parolin-invita-a-revivir-la-relacion-con-dios-y-a-no-ser-unos-desmemoriados-88387/

Papa Francisco: recemos a Dios para que libere al mundo del terrorismo


VATICANO, 20 Ago. 17 (ACI).- Tras el rezo del Ángelus este domingo en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco pidió a los fieles congregados en el Vaticano que recen por las víctimas de los atentados que durante la semana pasada golpearon diferentes ciudades de España, Finlandia y Burkina Faso, y para que Dios libre al mundo del terrorismo.

“En nuestros corazones llevamos el dolor por los actos terroristas que, en estos últimos días, han causado numerosas víctimas en Burkina Faso, España y Finlandia. Rezamos por todos los difuntos y por los heridos y sus familias; y suplicamos al Señor, Dios de misericordia y de paz, que libere al mundo de esta violencia inhumana”, señaló el Santo Padre.

De esta manera, el Pontífice volvió a solidarizarse con todos aquellos que han sufrido las consecuencias de la ola de terrorismo que en los días pasados ha causado 15 muertos en Barcelona, 2 en Finlandia y 17 personas en Burkina Faso, así como centenares de heridos.

También te puede interesar:

Papa Francisco da este ejemplo de fe inquebrantable para los momentos difíciles https://t.co/EicMJOPU9Q

— ACI Prensa (@aciprensa) 20 de agosto de 2017

Fuente: Noticias de ACI Prensa - Vaticano
http://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-recemos-a-dios-para-que-libere-al-mundo-del-terrorismo-95194/

Papa Francisco invita a seguir este ejemplo de fe inquebrantable en los momentos difíciles


VATICANO, 20 Ago. 17 (ACI).- En sus palabras previas al rezo del Ángelus dominical, el Papa Francisco invitó a  los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro a que en los momentos difíciles sigan el ejemplo de la mujer cananea de la que habla el Evangelio, que no se cansó de pedir a Jesús por la sanación de su hija.

El Santo Padre centró su reflexión en el Evangelio de este domingo que “nos presenta un singular ejemplo de fe en el encuentro de Jesús con una mujer cananea, un extranjera en relación a los judíos”.

“La escena tiene lugar mientras Él está en camino hacia las ciudades de Tiro y Sidón, en el noroeste de Galilea: es allí donde la mujer implora a Jesús que sane a su hija, dice el Evangelio, que ‘sufre terriblemente por estar endemoniada’. El Señor, en un primer momento, parece no escuchar este grito de dolor, tanto, hasta el punto de suscitar la intervención de los discípulos que interceden por ella”. “La aparente distancia de Jesús no desanima a esta madre, que insiste en su invocación”, expresó.

Francisco afirmó que “la fuerza interior de esta mujer, que permite superar cada obstáculo, va buscada en su amor maternal y en la confianza en que Jesús puede atender su pedido. Y esto me hace pensar en la fuerza de las mujeres. Con su fortaleza son capaces de obtener cosas grandes, ¡hemos conocido muchas! Podemos decir que es el amor que mueve la fe y la fe, por su parte, se convierte en el premio del amor”.

“El amor intenso hacia su hija le induce a gritar: ‘¡Señor, Hijo de David, ten compasión de mí!’. Y la fe perseverante en Jesús permite que no se desanime, ni siquiera ante su rechazo inicial; así ‘la mujer se acercó y, arrodillándose delante de él, le suplicó: ¡Señor, ayúdame!’”.

El Papa señaló que “al final, ante tanta perseverancia, Jesús se queda admirado, casi asombrado, por la fe de una mujer pagana. Por lo tanto, Él acepta diciendo: ‘¡Mujer, qué grande es tu fe! Que se cumpla lo que quieres’. Y desde ese mismo momento quedó sana su hija”.

“Esta humilde mujer –aseguró el Santo Padre– es indicada por Jesús como un ejemplo de fe inquebrantable. Su insistencia en el invocar la intervención de Cristo es para nosotros un estímulo a no desanimarnos, a no desesperarnos cuando somos oprimidos por las duras pruebas de la vida”.

El Pontífice indicó que “el Señor no se gira hacia otra parte ante nuestras necesidades, y, si a veces parece insensible a los pedidos de ayuda, es para poner a la prueba y fortalecer nuestra fe. Nosotros debemos seguir gritando como esta mujer: ‘¡Señor, ayúdame! ¡Señor, ayúdame!’ Así, con perseverancia y valentía. Es éste el coraje que se necesita en la oración”.

En ese sentido, dijo que “este episodio evangélico nos ayuda a entender que todos necesitamos crecer en la fe y fortalecer nuestra confianza en Jesús. Él puede ayudarnos a encontrar la vía cuando hemos perdido la brújula de nuestro camino; cuando el camino no parece más plano, sino duro y difícil; cuando es agotador ser fiel a nuestros compromisos”.

“Es importante alimentar día a día nuestra fe, con la escucha atenta de la Palabra de Dios, con la celebración de los Sacramentos, con la oración personal como ‘grito’ hacia Él, "¡Señor, ayúdame!’ y con actitudes concretas de caridad hacia el prójimo”, señaló.

Francisco invitó a los fieles a confiar “en el Espíritu Santo para que él nos ayude a perseverar en la fe. El Espíritu infunde audacia en los corazones de los creyentes; da a nuestra vida y a nuestro testimonio cristiano la fuerza de la convicción y de la persuasión; nos anima a vencer la incredulidad hacia Dios y la indiferencia hacia nuestros hermanos”.

“Que la Virgen María nos haga cada vez más conscientes de nuestra necesidad del Señor y de su Espíritu; nos obtenga una fe fuerte, llena de amor, y un amor que sepa hacerse súplica, súplica valiente a Dios”, concluyó.

También te puede interesar:

¿Quieres asistir a la Misa del Papa Francisco en Santa Marta? Esto es lo que debes hacer https://t.co/M6bTWdlUky

— ACI Prensa (@aciprensa) 12 de agosto de 2017

Fuente: Noticias de ACI Prensa - Vaticano
http://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-da-este-ejemplo-de-fe-inquebrantable-para-los-momentos-dificiles-96721/

San Pío X, 21 de agosto



«Papa de la Eucaristía, gran reformador, celoso sacerdote y carismático pastor; un hombre sencillo y abnegado que asumió la altísima misión de regir a la Iglesia en medio de conmovedoras lágrimas, confesando su sentimiento de indignidad»

«Para alabar a Dios bien, no se necesita ser sabio», decía Giuseppe M. Sarto, segundo vástago de los diez nacidos en una humilde familia de Riese, Italia, donde nació el 2 de junio de 1835. Su padre, cartero, murió cuando él se hallaba en plena juventud, pero su madre, que hizo un ímprobo esfuerzo para poder darle adecuada formación, tendría la alegría de verle con el solideo cardenalicio; había visto crecer a su pequeño «Beppi» recordando por activa y por pasiva que sería sacerdote. La excelente formación catequética marcó al futuro pontífice. Precisamente la catequesis fue una de las líneas significativas de su pontificado porque sabía el bien que una preparación rigurosa reporta a la fe, especialmente a estas edades. Una beca del párroco le permitió seguir cursando estudios en Castelfranco Veneto, aunque para ello debía recorrer diariamente 8 km., una distancia que efectuaba a pie dos veces.

Sus arduos sacrificios dieron resultado, y en 1850, con otra ayuda que recibió del obispo de Treviso, se trasladó al seminario de Padua. Fue ordenado previa dispensa en 1858. Durante nueve años ejerció como vicepárroco de Tombolo y en 1867 fue designado párroco de Salzano (diócesis de Treviso). Si en Tombolo había abierto una escuela nocturna para adultos, en Salzano y Treviso mantuvo esta línea ocupándose de ellos y también de los jóvenes. Sufragó las obras de ampliación del hospital de esta ciudad, restauró la iglesia y mostró su generosidad y abnegación con los afectados por la epidemia de cólera. Desde 1875 a 1878 fue director espiritual y rector del seminario, canónigo, vicario general y capitular a la muerte del prelado Zanelli.

En noviembre de 1884 fue designado obispo de Mantua, una diócesis difícil, presa de divisiones entre el clero. En su ejercicio pastoral tuvo como singular punto de mira la formación de este colectivo. Impartió en el seminario teología moral y dogmática; era seguidor de la doctrina tomista. En 1893 León XIII lo nombró cardenal de San Bernardo alle Terme, y casi a renglón seguido patriarca de Venecia, en un momento político complejo por los afanes de injerencia del gobierno italiano que hubiera querido influir en su nominación. En Venecia prosiguió con su apostolado, promovió el canto gregoriano, estableció la facultad de derecho canónico y se granjeó el afecto y el respeto de los fieles. Era un hombre sencillo y humilde, de inmenso corazón, sensible al sufrimiento de los pobres y enfermos. Luchó por amor a Cristo para superar sus debilidades, y huyó de cualquier atisbo de pompa y ostentación, despidiendo al servicio para ser atendido por sus hermanas. Siempre se sintió, y así aludía a su persona, como un «cardenal rural».

Muchas obras impulsó en Venecia hasta que en 1903, tras la muerte del papa León XIII, después de varias votaciones del cónclave fue elegido para sucederle. Inicialmente todo apuntaba al cardenal Rampolla, pero fue vetado por el emperador de Austria. Por eso, Giuseppe –que escogió el nombre de Pío en honor de los pontífices que habiéndolo elegido antes dieron su vida defendiendo la religión–, revocó la prebenda de los gobernantes para intervenir en nombramientos que debían regirse por la voluntad de Dios. Él mismo, abrumado por la altísima misión que se le encomendaba, y sintiéndose indigno, quiso rehusarla, sin poder contener sus lágrimas. Pero le hicieron ver que aceptando la elección cumplía la voluntad divina. Con el peso de la temblorosa soledad del que ha sido designado para regir la Iglesia, manifestó: «Acepto el pontificado como una cruz…». Creyó que Dios le daría las gracias precisas para ejercer el gobierno, como así fue. Desde el principio se propuso «renovar todas las cosas en Cristo». Hacia Él quería conducir al mundo entero, afligido al constatar que el hombre vivía de espaldas a Dios.

Era piadoso y firme; estaba lleno de caridad. Había demostrado sobradamente sus dotes para encauzar la vida espiritual de los fieles corrigiendo y animando, exhortando a todos a que dejasen penetrar en su espíritu el amor de Dios. Y en esa línea se mantuvo cultivando personalmente la oración, llevando por doquier la devoción por Cristo y por María, sin abandonar los estudios. Se ocupó de que la instrucción catequética llegase a los adultos –es autor de un catecismo–, y a los jóvenes, en las escuelas y en la universidad, de la formación del clero, diseñó un nuevo programa de estudios para los seminarios, estableció el seminario regional (le preocupaba la santidad de los sacerdotes), impulsó la redacción de un nuevo Código de Derecho Canónico, creó el Pontificio Instituto Bíblico en Roma, emprendió una importante restauración del Vaticano, dio realce a las misiones en la Iglesia, etc. También fomentó la recepción de la comunión, que aconsejaba fuese diaria, impulsó la solemnidad de los Congresos Eucarísticos, (de ahí su reconocimiento como «papa de la Eucaristía»), promovió la música sacra y dio realce al canto gregoriano. Además, combatió las herejías y plantó cara al modernismo entre otras acciones encaminadas a preservar la pureza de la fe.

En el aspecto diplomático tuvo que lidiar con distintos gobiernos reacios a la Santa Sede. Vaticinó el estallido de la Primera Guerra Mundial, y profundamente consternado manifestó: «Esta será la última aflicción que me mande el Señor. Con gusto daría mi vida para salvar a mis pobres hijos de esta terrible calamidad». Pocos días después de expresarse así, cayó gravemente enfermo. Murió el 21 de agosto de 1914. En su testamento escribió: «Nací pobre, he vivido en la pobreza y quiero morir pobre». En el funeral se resaltaron las tres virtudes características de su vida: pobreza, humildad y bondad. Pío XII lo beatificó el 3 de junio de 1951, y también lo canonizó el 29 de mayo de 1954.



Fuente: ZENIT – Espanol
via https://es.zenit.org/articles/san-pio-x-21-de-agosto-4/

sábado, 19 de agosto de 2017

El Papa Francisco pide en Twitter que el terrorismo no encuentre lugar en el mundo


VATICANO, 19 Ago. 17 (ACI).- En un mensaje publicado en la red social Twitter, el Papa Francisco lanzó un nuevo grito de condena por los atentados registrados en los días pasados en España y Finlandia, y reclamó “que la violencia ciega del terrorismo no encuentre lugar en el mundo”.

En el tuit, el Pontífice reza “por todas las víctimas”. Se trata de un nuevo mensaje de solidaridad con los fallecidos y heridos de los últimos días, después de los mensajes de condena y solidaridad lanzados con motivo del atentado terrorista cometido en Barcelona el pasado jueves 17 de agosto.

 

Rezo por todas las víctimas de los atentados de estos días. ¡Que la violencia ciega del terrorismo no encuentre lugar en el mundo!

— Papa Francisco (@Pontifex_es) 19 de agosto de 2017

 

Europa se ha enfrentado esta semana a una nueva ola de violencia terrorista que comenzó el jueves 17 de agosto con un atropello masivo en la ciudad de Barcelona que ocasionó 13 muertos y 100 heridos.

Los terroristas, pertenecientes al Estado Islámico, trataron de repetir la masacre unas horas más tarde en la cercana localidad de Cambrils con un nuevo atropello. Aunque la policía consiguió frustrar el ataque, murió una persona y otras 6 resultaron heridas.

Además, el viernes 18 de agosto, un joven apuñaló a varias personas en la ciudad finlandesa de Turku y mató a 2 personas. El ataque está todavía bajo investigación policial, pero ya se ha confirmado que se trata de un atentado islamista.

También te puede interesar:

 

El Papa Francisco envía telegrama de condena por el atentado terrorista de Barcelona https://t.co/BtXGRyRRQa

— ACI Prensa (@aciprensa) 18 de agosto de 2017

Fuente: Noticias de ACI Prensa - Vaticano
http://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-francisco-pide-en-twitter-que-el-terrorismo-no-encuentre-lugar-en-el-mundo-63574/

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...