jueves, 14 de diciembre de 2017

Alerta en Roma y en el Vaticano por fuerte tempestad


ROMA, 14 Dic. 17 (ACI).- Protección Civil de Italia ha activado una alerta por fuertes vientos y lluvias que afectarán el norte y centro de la península -donde se encuentran Roma y el Vaticano- a partir de la noche de este 14 de diciembre debido a una fuerte tormenta procedente del Océano Atlántico.

Este fenómeno, que ha sido calificado por diversos medios italianos como “la tempestad perfecta”, atravesó Portugal y España, y se ha introducido en aguas del Mediterráneo.

Los servicios de emergencia de la ciudad de Roma han iniciado medidas de prevención para tratar de minimizar los posibles efectos de la tormenta.

Según las previsiones meteorológicas, la región del Lazio, en la que se encuentra la ciudad de Roma, se verá afectada por fuertes vientos y lluvias torrenciales a lo largo de toda la noche y la madrugada del 14 al 15 de diciembre.

Según informaron fuentes de Protección Civil, es posible la caída de árboles o cornisas, así como el colapso de los medios de transporte debido a probables inundaciones.

Por ello se prestará especial atención a la posible anegación de los túneles del Metro de Roma, que podría interrumpir el servicio de transporte suburbano.

También te puede interesar:

El Papa Francisco hace una nueva advertencia sobre Satanás https://t.co/N6qlFhM6Ce

— ACI Prensa (@aciprensa) 13 de diciembre de 2017

Fuente: Noticias de ACI Prensa - Vaticano
http://www.aciprensa.com/noticias/alerta-en-roma-y-en-el-vaticano-por-fuerte-tempestad-49016/

Cristianos de Irak: Reconstrucción de 13.000 casas destrozadas por Daesh



(ZENIT – 14 Dic. 2017).- Un total de 13.088 casas de familias cristianas están pendientes de ser restauradas en 9 ciudades de la Llanura de Nínive en Irak, tras la caída definitiva de Daesh en el país. “Queremos volver. Es nuestra tierra, nuestras casas, nuestra historia y está nuestra Iglesia”, ha declarado el Padre Naim Shoshandy, sacerdote de Qaraqosh (Irak).

La Fundación ‘Ayuda a la Iglesia Necesitada’ (ACN España) lanza la campaña “Ayúdales a volver” con el objetivo de reconstruir la presencia cristiana en Nínive, señalan en una nota de prensa.

Este será el proyecto de mayor envergadura realizado por la institución en su historia, en el que están unidas las 23 oficinas que tiene en distintos países del mundo. “Hemos ayudado a la Iglesia de Irak con más de 34 millones de euros desde que llegó el Daesh y ahora vamos a estar a su lado para que los cristianos de Nínive puedan regresar”, ha afirmado Javier Menéndez Ros, director de ACN España.

“Hemos sufrido mucho desde que llegó el Daesh. Han sido tres años muy duros, pero poco a poco vamos a reconstruir nuestras vidas porque aunque hemos perdido todo, tenemos una fe muy grande en Jesucristo”, son palabras del Padre Naim, describe la Fundación de la Santa Sede ‘Ayuda a la Iglesia Necesitada’ en una nota de prensa.

“Es hora de volver”

“La vuelta a Nínive es difícil, pero los cristianos quieren volver y celebrar la Navidad en casa. Es hora de volver”, ha añadido P. Naim.

Con la reconstrucción de los hogares para las familias cristianas, así como de sus iglesias y catedrales, el Cristianismo volverá a estar presente en esta tierra, de la que fue expulsado por la fuerza en el verano de 2014.

Desde entonces, los 120.000 cristianos expulsados de la Llanura de Nínivese convirtieron en desplazados internos o en refugiados, perdiendo todas sus propiedades y derechos, excepto su arraigada fe en Jesucristo. Hasta ahora, no se había vuelto a celebrar una Eucaristía en Nínive.

Esta campaña de ‘Ayuda a la Iglesia Necesitada’ va a permitir la reconstrucción de estas ciudades destrozadas por Daesh, respondiendo a la petición de ayuda de estas 12.000 familias de querer volver a sus casas. Hasta la fecha, según datos del Comité de Reconstrucción de Nínive, 28.900 cristianos han regresado ya a sus respectivas ciudades en Nínive, lo que significa más de 6.330 familias.

13.088 hogares han sido dañados por los terroristas de Daesh. 8.291 parcialmente destrozados, 3.557 casas quemadas y 1.234 totalmente destrozadas. Así como 363 construcciones de la Iglesia dañadas por Daesh: 197 parcialmente destrozadas, 132 quemadas y 34 totalmente destrozadas.

Toda la información sobre la reconstrucción de las ciudades cristianos de Nínive: www.ayudalesavolver.com



Fuente: ZENIT – Espanol
via https://es.zenit.org/articles/cristianos-de-irak-piden-reconstruir-sus-13-000-casas-destrozadas-por-daesh/

Sínodo 2018: Los jóvenes españoles “piden a la Iglesia que se les escuche”



(ZENIT – 14 Dic. 2017).- “Los jóvenes piden a la Iglesia que se les escuche”, es uno de los aspectos que recoge la síntesis realizada por la Conferencia Episcopal Española enviada al Vaticano para la elaboración del Instrumentum laboris del próximo Sínodo dedicado a los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

El director de Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Española (CEE), D. Raúl Tinajero, ha presentado una síntesis de las aportaciones de 47 diócesis, 12 movimientos, 12 congregaciones y 2 Institutos seculares, en total han participado 5.253 jóvenes, informa la Conferencia Episcopal de España.

Los jóvenes españoles también reclaman –ha expuesto el Padre Tinajero — que la Iglesia tenga una “actitud de cercanía y apertura hacia el mundo actual”, que se comprometa proponiendo “con más claridad el Evangelio de Jesús”; que ponga en práctica la “aceptación de las diferencias”, que demuestre mayor “tolerancia”, diálogo y claridad evangélica; que sea “inclusiva, misericordiosa y samaritana”; y sobre todo “que se comunique mejor”, con un lenguaje sencillo y acorde a las exigencias actuales, ha destacado el sacerdote Julio Tinajero, de la Diócesis de Toledo.

El director de Pastoral juvenil de la CEE ha explicado –indica la CEE– que las aportaciones de la síntesis se han dividido en tres bloques: en el primero se responde a temas sobre la relación de los jóvenes con la Iglesia; el segundo bloque valora el entorno en el que se da hoy el discernimiento vocacional; y el tercero plantea las esperanzas de los jóvenes en la Europa de hoy.

47 diócesis españolas

La síntesis — ha explicado el director de la Pastoral Juvenil– se ha elaborado con las respuestas recibidas desde 47 diócesis, 12 movimientos, 12 congregaciones y 2 Institutos seculares, que reflejan la perspectiva de pensamiento de sacerdotes, religiosos, seglares, agentes de pastoral y jóvenes de distintas realidades pastorales como grupos parroquiales, colegios, universidades, o movimientos. En total han participado 5.253 jóvenes, según explica el Padre Tinajero.

En el plano litúrgico, la voz de los jóvenes “también se ha hecho escuchar”, ha añadido Tinajero, compartiendo el deseo de “tener una liturgia más viva y cercana que sea fiel a Jesucristo y a su Evangelio”, comprometida con la justicia, con la solidaridad, con el cuidado del planeta; que los laicos tengan más formación para ser cada día más conscientes de su misión y corresponsabilidad. Por otro lado, es también fundamental recordar la importancia de que los pastores de la Iglesia sean más cercanos al pueblo.

Entre estas aportaciones de la Conferencia Episcopal Española para el próximo sínodo, surge también una preocupación común en los jóvenes: “ante la grave situación económica, política y social que afecta a varias partes del mundo, las nuevas generaciones sienten que no están aportando nada porque no son escuchados”, ha expuesto el Padre Tinajero.

La Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional se celebrará en Roma del 3 al 28 de octubre de 2018.

A continuación sigue el vídeo de la conferencia de prensa ofrecida por el sacerdote Raúl Tinajero, director de Pastoral Juvenil de la CEE.



Fuente: ZENIT – Espanol
via https://es.zenit.org/articles/sinodo-2018-los-jovenes-espanoles-piden-a-la-iglesia-que-se-les-escuche/

Beato Carlos Steeb, 15 de diciembre



«De origen luterano, al convertirse fue repudiado por su familia. Cofundador del Instituto de Hermanas de la Misericordia. Conocido como la mamá y el samaritano de Verona por sus desvelos y ternura con los enfermos»

Nació en Tübingen, Alemania, el 18 de diciembre de 1773 en un hogar de prósperos comerciantes de lana. Su familia era luterana de gran influencia y reconocimiento social porque su padre se ocupaba de la administración de las posesiones del duque de Württemberg. Además, su abuelo paterno había ocupado puestos relevantes en la ciudad. Su infancia estuvo marcada por la sucesiva muerte de sus hermanos, seis de los cuales no sobrevivieron a los primeros años de vida, quedándole solo una hermana. A su padre estas pérdidas le afectaron sobremanera. Pero a Carlos las desgracias familiares le enseñaron el valor de la paciencia y de la generosidad; hicieron de él una persona indulgente y comprensiva. Su madre, una mujer fuerte, influyó en su formación.

Recibió una esmerada educación humanística en su ciudad y con 16 años fue enviado a estudiar a París, pero la enrarecida situación política que culminó en la Revolución aconsejó su salida del país en 1791 y regresó a su hogar. Al año siguiente se trasladó a Verona con la misma idea que guió su viaje anterior: consolidar el aprendizaje de idiomas e irse introduciendo en el mundo de los negocios textiles, aprovechando las excelentes relaciones de su padre. Su madre, férrea luterana, temía el influjo que podían tener en él los católicos. Y no se equivocó. La Providencia había guiado los pasos de Carlos, porque fue allí donde su contacto habitual en foros donde existía una viva presencia eclesial le atrajo al catolicismo.

Hasta ese momento había sido un fiel luterano, como toda su familia, pero se encontró con muchas preguntas sobre la fe católica y la protestante. Leyó, reflexionó y tras encomendarse a María y aceptar la dolorosa ruptura que impuso su familia, que rechazó su decisión y le cerró las puertas del hogar por completo, en septiembre de ese mismo año 1792 se convirtió. Quedaba sin recursos económicos, desamparado en un país lejano al suyo. Pero era más fuerte su convicción espiritual y no le faltó la ayuda de amigos religiosos que habían apreciado ya sus muchas virtudes.

Ingresó en el Oratorio de san Felipe Neri y fue ordenado sacerdote el 8 de septiembre de 1796. Verona era invadida y saqueada por las tropas napoleónicas. Y Carlos, a sus 24 años, influenciado por el testimonio del padre Pietro Leonardi, artífice de la «Fraternidad evangélica de sacerdotes y laicos hospitalarios», se implicó de lleno en acciones caritativas de asistencia y consuelo a enfermos, heridos de guerra, mutilados y moribundos, sin tener en cuenta sus ideologías y bandos en los que luchaban. Además, se volcó con los «sin techo», abandonados y faltos de trabajo para elemental sustento.

Su dominio de lenguas le permitió ser un providencial traductor de emociones y necesidades. Hombres, mujeres, ancianos, niños, los huérfanos, todos sintieron el calor de su ternura y la generosidad que brotaba de él a manos llenas, hasta el borde del agotamiento. Su estrecho contacto con los enfermos hizo que contrajese el tifus, y pensando que llegaba su fin redactó su testamento. Estaba dispuesto a morir. Pero el padre Bertolini, su director espiritual, vaticinó: «No es tu hora, el Señor espera algo grande de ti».

Fue profesor de teología en el seminario de Verona y también en colegios de Alemania y de Francia, pero su vocación a paliar las carencias humanas, que tanto sufrimiento reportan, alimentaban sus súplicas a la Santísima Trinidad. Y en torno a 1835 compartió el sueño que tenía de poner en marcha una fundación destinada a la asistencia de los que padecen con una veronesa que dirigía espiritualmente: la beata Vincenza Luigia Poloni. «Hija mía, el Señor la quiere fundadora de un Instituto de Hermanas de la Misericordia, ninguna dificultad la atemorice o la detenga, para Dios nada es imposible», le dijo. Como le sucedió a Carlos, ella había perdido a nueve de los doce hermanos que nacieron en su hogar, una familia de farmacéuticos, negocio en el que trabajaba. Cuando conoció al beato en 1821 ya pensaba ser religiosa. Así que, alentada por él, y mostrando su plena disponibilidad, se unió a unas cuantas mujeres dispuestas a entregar su vida junto a los que sufren, en los que veían el rostro de Jesucristo, y en 1840 dieron origen a ese Instituto.

A la muerte de su hermana el padre Steeb heredó los bienes de la familia, y pudo ayudar económicamente a la fundación, aunque tuvo que afrontar muchos contratiempos y críticas malsanas. Entonces ya se hallaba muy agotado físicamente; estaba enfermo. Siguieron llenando su vida los constantes desvelos por los necesitados, al punto que fue denominado «mamá» de los enfermos por su trato hacia ellos, plagado de ternura. Y de hecho, por esta acción fue galardonado por el emperador de Austria con la Cruz de Oro. También se le ha denominado el «samaritano de Verona».

Fue un gran director espiritual y apóstol ejemplar. No perdió ocasión para animar a los jóvenes en la búsqueda del ideal religioso. La última etapa de su vida atendió a sus hijas, las formó y las acompañó en la senda incomparable de la caridad, prestando servicio junto a ellas con el lema: «Servir al hombre en humildad, simplicidad, caridad por el solo amor a Dios». Llegó a conocer la expansión del Instituto dentro y fuera del país. Vincenza le antecedió en su ingreso en el cielo, falleciendo de forma inesperada con 53 años el 11 de noviembre de 1855. Él murió el 15 de diciembre de 1856 a la edad de 83 años dejando a sus hijas este postrer testamento con su bendición: «la unión, la paz, la obediencia, y los enfermos…». Fue beatificado por Pablo VI el 6 de julio de 1975.



Fuente: ZENIT – Espanol
via https://es.zenit.org/articles/beato-carlos-steeb-15-de-diciembre-4/

Consejo de Cardenales: Reforma en Comunicación y atención a migrantes



(ZENIT –14 Dic. 2017).- El Consejo de Cardenales se ha reunido en el Vaticano con el Papa Francisco durante los días 11, 12 y 13 de diciembre de 2017.

Greg Burke, Director de la Oficina de prensa de la Santa Sede, ofreció ayer, miércoles, 13 de diciembre, un resumen sobre la XXII reunión del Consejo de Cardenales con el Papa Francisco.

El Director de Prensa dio a conocer que en la reunión participaron todos sus miembros excepto el Cardenal George Pell y el Cardenal Laurent Monsengwo Pasinya, quien aterrizó en Roma con retraso debido a la cancelación de su vuelo aéreo por malas condiciones climáticas. Asimismo, consta que el Santo Padre asistió a todas las reuniones, exceptuando la del miércoles, debido a la celebración de la audiencia general.

Las sesiones de trabajo de los cardenales han estado dedicadas –en parte– a una reflexión sobre la Curia como instrumento de evangelización y de servicio al Papa y a las iglesias locales.

Además, los cardenales profundizaron en cuestiones relacionadas con cuatro dicasterios: el Clero, la Evangelización de los Pueblos, la Educación Católica y la Cultura, apuntó Burke.

Atención especial a los jóvenes

Una parte importante de los trabajos estuvo dedicada a los informes presentados por los Superiores del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida; de la Secretaría para la Comunicación y de la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

El cardenal Kevin Farrell, Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida –señaló Greg Burke– ilustró la formación del nuevo dicasterio, instituido el 1 de septiembre de 2016, con una atención especial a la relación del dicasterio por los jóvenes.

Reforma de la Secretaría para la Comunicación

Mons. Dario Edoardo Viganò, Prefecto de la Secretaría para Comunicación, presentó el último tramo del camino hacia la reforma: ilustró el nuevo procedimiento de producción multimedia y el nuevo portal, que será presentado en los próximos días en versión Beta y que no es la reforma, pero es, sin duda, una primera expresión visible y concreta de la misma, y se dieron a conocer los nuevos logos.

El Cardenal Viganò reiteró que la Secretaría para la Comunicación no es una oficina sino un dicasterio de la Santa Sede y confirmó que a partir del 1 de enero de 2018 entrará a formar parte del dicasterio el grupo de la Tipografía Vaticana, que incluye L’Osservatore Romano y el Servicio Fotográfico del Vaticano.

Migrantes, refugiados y víctimas de la trata

Los cardenales escucharon después al P. M. Czerny, jesuita, y al P. Fabio Baggio C.C., subsecretarios de la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que explicaron el proceso de organización de la Sección colocada ad tempus bajo la guía del Santo Padre.

El personal está formado ahora por 21 personas, todas las actividades promovidas en 2017 son una emanación de su misión dentro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que consiste en ayudar a las Iglesias locales en el diseño y la realización de una respuesta pastoral eficaz y adecuada a los desafíos del mundo contemporáneo en relación con los migrantes, refugiados y víctimas de la trata.

La próxima reunión del Consejo de Cardenales tendrá lugar los días 26, 27 y 28 de febrero de 2018.



Fuente: ZENIT – Espanol
via https://es.zenit.org/articles/consejo-de-cardenales-reforma-en-comunicacion-y-atencion-a-migrantes/

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...